OIJ ESTRENA SISTEMA DE EXPEDIENTE

ELECTRÓNICO CRIMINAL ÚNICO (ECU)

 

Lic. Viria Fernández Morales
Jefa del Archivo Criminal

 

A partir de este año el Organismo de Investigación Judicial estrena con gran júbilo un nuevo sistema informático que permite la administración, manejo y control de la información del Archivo Criminal, a través de un “Expediente Electrónico Criminal Único (ECU)”.
Dicho proyecto tuvo un costo de $ 490.790,oo (Cuatrocientos noventa mil setecientos noventa dólares) y fue desarrollado con tecnología de punta, permitiendo su ejecución por medio de la red informática interna del Poder Judicial, por lo que estará a disposición de las diversas dependencias judiciales autorizadas. El sistema facilita la obtención y actualización de los datos del Archivo Criminal en todas las dependencias policiales del Organismo facultadas para este propósito en todo el territorio nacional, a la vez que mejora notablemente el servicio que se le brinda al Ministerio Público, autoridades judiciales y demás dependencias del Gobierno de la República que requieren de este tipo de información.

Entre las funciones más importantes de esta nueva herramienta tecnológica, podemos citar la consulta de antecedentes policiales en todas las dependencias del Organismo y demás entes autorizados (expedientes de reseña, órdenes pendientes de medidas cautelares, evasiones, capturas de vehículos o personas, presentaciones, denuncias, indagatorias, huellas, retratos hablados, reconocimientos fotográficos, diferenciaciones), base de datos de robo de vehículos, fuentes abiertas, casos de investigación (regulados mediante diferentes niveles de seguridad), impresiones decadactilares contenidas en las bases de datos del Archivo Criminal, lo cual posibilita que los Técnicos Criminalísticos regionales puedan realizar comparaciones lofoscópicas con tarjetas de impresiones dactilares de cualquier parte del país.

Además, permite otras aplicaciones de gran importancia, como por ejemplo la incorporación de reseñas policiales al sistema que pueden ser consultadas en cualquier dependencia del Organismo inmediatamente después de haberse confeccionado, generación de reportes específicos sobre las causas pendientes u en otro estado de un despacho en particular, elaboración de reconocimientos fotográficos utilizando diferentes parámetros obtenidos de las reseñas policiales ingresadas, generación de álbumes por marcas (cicatrices, lunares, tatuajes y otros), por modo de operar y comparación fotográfica, entre otros.

Al contener este sistema un expediente con información de índole susceptible y confidencial, como parte del proyecto fue desarrollado un módulo de seguridad que permite controlar el acceso a los usuarios autorizados y a las funcionalidades, de acuerdo a su perfil y basándose en las labores que los mismos ejecutan. El sistema consta igualmente de una bitácora que registra todas las actividades que los usuarios realizan.

Uno de los beneficios para la administración de la justicia que presenta este sistema lo constituye la posibilidad que tienen las diferentes dependencias judiciales de corroborar plenamente y de manera inmediata la identidad de las personas que acuden a alguna diligencia judicial, en especial de aquellas que con frecuencia usurpan identidades, pues el mismo cuenta con datos personales y las correspondientes fotografías.

Asimismo, los despachos judiciales pueden corroborar a través del sistema cuales de sus ordenes de captura se encuentran pendientes en el Archivo Criminal, lo que les permitirá tener datos certeros y actualizar la información con mayor agilidad.

A corto plazo, se pretende ampliar el accionar del sistema ECU con el fin de integrar funcionalidades de otros sistemas más limitados. Esto permitirá recibir las denuncias en las dependencias regionales del Organismo de la misma forma que se hace en San José, contándose con una base de datos unificada de denuncias y favoreciendo el análisis criminal.

Definitivamente, esta renovación tecnológica viene a coadyuvar de manera significativa con el trabajo que día a día realizan los diferentes cuerpos policiales del país y las autoridades penales, marcando una pauta de gran trascendencia nacional en lo que al combate de la criminalidad se refiere.