Instan a los costarricenses a denunciar

 

OIJ INICIA FUERTE COMBATE CONTRA

CORRUPCIÓN EN POLICÍA DE TRÁNSITO

 

·       Investigaciones de Unidad Especializada de Tránsito giran en torno irregularidades en transporte público, uso de documentos falsos, delitos de concusión y cohecho por parte de los oficiales de tránsito.

·       Impulsarán campaña para que personas conozcan las responsabilidades penales que enfrentarían por permitir actos de corrupción.

 

 

Combatir el crimen organizado que rodea a las autoridades de tránsito e instar a las víctimas a denunciar los actos de corrupción es parte del plan que propone el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Sección Especializada de Tránsito mediante una campaña de información a nivel institucional y externamente.

La Sección Especializada de Tránsito del OIJ es la única autorizada para la investigación de la policía de tránsito.

 Dichas acción se implementa en momentos en que la Asamblea Legislativa está por aprobar una reforma a la actual ley de tránsito, que ante el aumento considerable de las multas podría acarrear mayores problemas de corrupción.

 “Pretendemos hacer una campaña de sensibilización, tratar de llegar a los jóvenes, futuros conductores y a los adultos sobre las implicaciones legales a las que se exponen siendo partícipes de actos de corrupción con policías de tránsito.  Estamos obligados a asumir estas acciones”,  afirmó el Lic.  Gustavo Porras González, jefe de la Sección.

De acuerdo Porras González, anualmente se tramitan unas 160 denuncias por diversos delitos; sin embargo la cantidad de denuncias es muy poca, pese a los medios con los que cuentan las personas para hacerlo.

“Las personas muchas veces no denuncian por desconocimiento de los lugares a donde pueden acudir, por el mismo temor de haber participado en un acto ilícito o sencillamente porque pierden interés.  Sin embargo es claro que existe crimen organizado en la materia de tránsito y queremos atacarlo de manera más organizada y  agresiva.  Incluso a muchas de las denuncias les damos el trato confidencial que las personas solicitan”,  explicó Porras González.

Las investigaciones se centran principalmente en irregularidades que se denuncien con vehículos de transporte público, como por ejemplo el gemeleo de taxis, la elaboración de documentos falsos de licencias, falsificación de revisión técnica y derecho de circulación entre otros.

“A esto se suman las investigaciones que llevamos contra policías de tránsito por los delitos de concusión que es cuando un funcionario público abusa de sus funciones y obliga o induce a alguien a dar o prometer indebidamente para sí o para terceros un bien o un beneficio patrimonial y el delito de cohecho que establece prisión contra un funcionario que recibiere una dádiva o cualquier otra ventaja para hacer un acto contrario a sus deberes”, explicó Gustavo Porras.

Existen casos de cobros irregulares que enfrentan los transportistas de carga pesada por exceso de carga.  “En algunos casos establecen lugares de peaje, donde se obliga a estos conductores a pagar para que no les bajen las placas o los multen por el sobrepeso”,  dijo Porras González.

Explicó que muchos casos de corrupción afectan en gran medida a los turistas, ante la falta de conocimiento sobre la reglamentación vial.  “Esta situación de desventaja la aprovechan para definir puntos estratégicos donde existe una incidencia alta para infringir la ley, los abordan y les cobran directamente las supuestas multas y esto perjudica la imagen del país”.

Incluso se indagan situaciones donde los mismos policías de tránsito utilizan los carros decomisados para uso personal o los casos de oficiales suspendidos que siguen ejerciendo la autoridad o quienes se hacen pasar por policías de tránsito.

 

Denuncie

La Sección Especializada de Tránsito del OIJ cuenta con oficinas en todo el país.

Según explicó el jefe de la Sección, existen diversos medios para que las personas denuncien los actos de corrupción que tengan que ver con la materia de tránsito, a través de la línea gratuita 800-8000-OIJ, utilizando las oficinas en todo el país y mediante correo electrónico ( oij_transito@poder-judicial.go.cr) o fax.

Se cuenta con 11 delegaciones regionales en Alajuela, Heredia, Cartago, Limón, Corredores-Ciudad Neilly, Puntarenas, Grecia, Liberia, San Carlos, Pérez Zeledón y Gúapiles-Pococí y Sub delegaciones en La Unión, Turrialba, San Ramón, Cañas, Nicoya, Quepos-Aguirre-Parrita y Siquirres, que son las encargadas de las investigaciones.

Las oficinas regionales de Jacó, Puriscal, Sarapiquí, Los Santos, Cóbano, Santa Cruz, Osa, Upala, Atenas, Buenos Aires y Monteverde; así como las Unidades de Bribrí, La Fortuna y Los Chiles, únicamente son receptoras de las denuncias que finalmente se canalizan en la delegación o sub delegación que les corresponde.

Luego de recibir las denuncias, se realiza la investigación respectiva y se trabaja bajo la dirección funcional de la Sección Especializada de Delitos Varios del Ministerio Público y en la periferia con las fiscalías de Hatillo, Desamparados, Pavas y el II Circuito Judicial de San José, Goicoechea.

 

Campaña de sensibilización

Ya se trabaja en la elaboración de la campaña de divulgación, que estará dirigida a lo interno del Poder Judicial y en cada delegación, subdelegación, oficina y unidad regional.  De esta manera se pretende distribuir en cada lugar volantes con información al público sobre lo que establece la legislación de tránsito, los delitos a los que se exponen las personas que permiten la corrupción dentro de la policía de tránsito, así como las formas de denunciar.

“Esperamos contactar con instituciones como el Ministerio Público, Migración, autoridades del Aeropuerto, Cámara de Transportistas, el Consejo de Seguridad Vial y otros que tengan una relación directa con la materia de tránsito y colaboren para que ésta sea una campaña sostenida”,  puntualizó Gustavo Porras.

 

La Sección Especializada de Tránsito se creó hace 15 años, con la puesta en vigencia de la actual Ley Tránsito 7331, de 1993.  La sede en San José se localiza en el Edificio Anexo C del Poder Judicial, antiguo Restaurante Al Pino.

Y se constituyó como el único órgano que puede investigar a la policía de tránsito y cuenta con un personal especializado en juris-tránsito en cada delegación.