PRINCIPIO DE ALTERNANCIA EN EL PODER

 

El principio de alternatividad democrática, garantiza una rotabilidad de los actores políticos en el poder (o representación), y la existencia de procesos electorales periódicos y libres, donde los contendores tengan opción real del acceso al poder. Este principio procura que exista una  rotación en el poder , únicamente mediante un mecanismo que posibilite la alternatividad en el nombramiento de los representantes, a fin de garantizar una auténtica representación democrática y participativa. Sentencia 3475-03

 

Debe recordarse que el principio de alternancia en el poder no presupone la rotación del puesto elegible entre los diversos grupos, partidos o sectores que participen en un proceso electoral -en este caso, las asociaciones de educadores-, sino más bien la existencia de procesos de elección sustentados en el principio democrático, esto es, en la convocatoria de elecciones libres y pluripartidistas, y en forma secreta Sentencia 3475-03

 

el principio de alternabilidad implica garantizar la presencia de todas las colectividades que participen en un proceso de elección, en este caso, los colegios profesionales, a fin que se garantice un procedimiento participativo, libre, democrático y secreto. Sentencia 1632-09