PRINCIPIO DE VERDAD REAL O MATERIAL

 

 

Respecto de la presunta violación a este principio, conviene señalar que la Ley General de la Administración Pública regula, en su "Libro Segundo" los principios generales del procedimiento administrativo, cuyo objeto es la averiguación de la verdad real. Aunque en principio, el desalojo administrativo se tramita sobre la base de la causal propuesta por el promoverte, nada impide que se conozcan hechos nuevos, en ejercicio de las amplias facultades del órgano instructor para averiguar la verdad material. Así se desprende, de la relación de los artículos 214, 221 y 297 de esa Ley. Sentencia 5754-06

 

Este Tribunal no estima que lleve razón la accionante en su alegato, toda vez que, de los hechos supra expuestos se logra desprender con meridiana claridad que lo acusado por la gestionante radica en simples cambios o variaciones de términos utilizados por el Órgano Decisor para describir los hechos imputados, los cuales, en criterio de esta Sala, en nada alteran el fondo o punto medular del asunto seguido en contra de ésta. Es menester agregar que en los procedimientos administrativos no se precisa de una congruencia entre lo imputado o intimado y lo finalmente resuelto, puesto que, rige el principio de la verdad real o material. En el curso de la instrucción pueden surgir nuevos hechos y pruebas, para lo que basta garantizar el debido proceso y la defensa a través de la bilateralidad de la audiencia y la participación de la parte interesada en la producción de la prueba. De ahí que, este Tribunal no estima que se haya vulnerado el derecho de defensa y al debido proceso que acusa, en cuanto a este extremo. Sentencia 5377-07

 

Este Tribunal no estima que lleve razón el recurrente, ya que  de los hechos expuestos en cada una de las resoluciones, se desprende,  con meridiana claridad que, la supuesta diferencia alegada,  radica en simples cambios o variaciones de términos utilizados por el Órgano Decisor para describir los hechos imputados, los cuales, en criterio de esta Sala, en nada alteran el fondo o punto medular del asunto seguido en contra de ésta. Aunado a ello cabe mencionar, que  en los procedimientos administrativos no se precisa de una congruencia entre lo imputado o intimado y lo finalmente resuelto, puesto que, rige el principio de la verdad real o material, pues durante el procedimiento,  pueden surgir nuevos hechos y pruebas, para lo que basta garantizar el debido proceso y la defensa a través de la bilateralidad de la audiencia y la participación de la parte interesada en la producción de la prueba.  Sentencia 6404-07

 

La investigación preliminar permite determinar si existe mérito suficiente para incoar un procedimiento administrativo útil. Resulta obvio que en esa información previa no se requiere un juicio de verdad sobre la existencia de la falta o infracción, puesto que, precisamente para eso está diseñado el procedimiento administrativo con el principio de la verdad real o material a la cabeza. Se trata de un trámite que, strictu sensu, no forma parte del procedimiento administrativo y que es potestativo para la administración pública observarlo o no, incluso, en los procedimientos disciplinarios -por sus efectos en el ámbito del honor y prestigio profesional- o sancionadores. Este trámite de información previa tiene justificación en la necesidad de efícientar y racionalizar los recursos administrativos, para evitar su desperdicio y, sobre todo, para no incurrir en la apertura precipitada de un procedimiento administrativo. Sentencia 13319-07 y 20737-10